¿Cómo enseñar a ahorrar a tus hijos?

0
923

El ahorro es uno de los hábitos más difíciles de aprender cuando eres adulto, sin embargo, es muy fácil de aplicar en tu vida de adulto cuando te lo enseñan desde niño

 A lo largo de varios artículos, te hemos hablado sobre la importancia de ahorrar para tener una economía sólida, sin embargo, son muchas las preguntas que recibimos a diario y que finalmente nos llevan a una misma conclusión: los adultos, cuando queremos ahorrar siempre encontramos una justificación que nos impide hacerlo.

¿Sabes por qué se produce esta situación? La respuesta es quizás más sencilla de lo que piensas, cuando quieres aprender a ahorrar y ya eres adulto, tienes en tu mente la sensación de que todo lo puedes obtener de manera inmediata y que no es necesario ahorrar cuando crees que tienes el dinero para hacer lo que quieres al instante.

Este espíritu inmediatista produce en ti un bloqueo que te hace ver el ahorro como un retraso a tus metas y antojos, sin embargo, de lo que quizás no te das cuenta es que este espíritu inmediatista en cualquier momento podrá pasarte factura, ¿sabes por qué? Porque si no tienes un control total sobre tus ingresos y egresos, muy seguramente tus finanzas terminarán por derrumbarse, y en este caso, el ahorro es un método que te ayuda a controlar tus gastos.

Te debes estar preguntando a qué se debe toda la introducción anterior, y la respuesta es la siguiente: igual que cualquier hábito que enseñas a tus hijos desde pequeños, el ahorro puede convertirse en algo tan sencillo que, cuando sean adultos tendrán unas finanzas organizadas que van a permitirles conseguir todo lo que deseen sin afanarse o siendo plenamente conscientes de qué es una necesidad y qué un gusto.

Ahora, llego el momento de que tomes atenta nota de los consejos o actividades que puedes tener en cuenta para cultivar este hábito en tus hijos

1.Compra juegos de mesa en los que deban administrar su propio dinero

A través de juegos como Monopoly o Tio Rico, tienes la posibilidad de enseñarle a tus hijos de manera entretenida a manejar el dinero, a tomar decisiones con dinero bajo presión, a optimizar al máximo el dinero que tienen a su alcance, a pensar muy bien a la hora de solicitar préstamos o tomar hipotecas y otros aspectos más que les ayudarán a tener una relación con el dinero sin temor de por medio.

2. Págales por ciertas labores del hogar 

Sí, a veces como papá o mamá crees que tus hijos tienen la obligación de ayudarte en las labores del hogar, sin embargo, no está de más que les un poco de dinero por esa colaboración, ¿con qué fin? Con el fin de que puedan ahorrar y que ahorren con dinero que ellos mismos hayan trabajado, de esta manera conocerán de fondo el valor del dinero y sabrán que administrándolo de manera ordenada podrán obtener mayores recompensas.

3. Define un espacio o recipiente en el que puedan depositar su ahorro

Regálales una alcancía o un recipiente donde ellos puedan separar el dinero que ahorran del resto de dinero que les quedará libres, así aprenderán que los dineros deben administrarse, que es importante separarlos para tener mayor control y que deben destinar un porcentaje a ahorrar, pues de esta manera será más fácil hacer planes a largo plazo sin perjudicar su economía.

4. Háblales desde pequeños sobre el manejo correcto de las finanzas

El dinero debe dejar de ser un tabú para tus hijos, permite que tengan acceso a él desde niños, que conozcan sus beneficios, pero también sus perjuicios en caso de que no lo manejen de una manera correcta. Haz que se familiaricen con este, para que así, cuando grandes no sientan miedo de que este se les esfume de las manos y no tengan claridad de en qué deben priorizar al usarlo.

Ten en cuenta que es en tus hijos en quienes debes centrar toda tu atención y enfocar todo tu aprendizaje, si ves que eres malo administrando el dinero, ten por seguro que es el ejemplo que ellos van a tomar. Para que les enseñes a ellos, es importante que primero aprendas tú, pues de esta manera será fácil que ellos adquieran el hábito de ahorrar.

Algo que no debes olvidar es que el manejo del dinero está muy ligado al hábito de ahorrar, que uno no puede ejecutarse sin el otro, pues no podrás guardar dinero si tienes unas finanzas desordenadas. Una forma eficaz de mejorar tus finanzas es a través de préstamos inteligentes (Lee: ¿Cómo solicitar préstamos inteligentes?) y a los cuales puedes acceder por medio de Rapicredit cuando hayas pensado y tomado la decisión de adquirir uno.

Solicita tu Préstamo aquí

No olvides que los préstamos no son un monstruo al que debas temerle, que el dinero no se desaparece en el aire y que el ahorro es una mala inversión, por medio de estos 3 hábitos que te invitan a pensar ordenadamente en tus finanzas, puedes llevar una economía libre de deudas malas (Lee: ¿Qué son deudas malas y deudas buenas?) que te roban la tranquilidad

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here