¿Cuál es tu perfil de consumo?

0
563

Cada uno de nosotros tiene un perfil financiero y de consumo que nos hace sobresalir entre nuestro grupo de amigos, ser consciente de a cuál grupo perteneces te ayudará a tomar decisiones conscientes sobre el uso de tu dinero.

Todos estamos expuestos a estímulos que hacen que nos comportemos de una manera u otra en lo que a dinero se refiere. Unos gastan más y otros gastan menos, pero de alguna manera u otra siempre estamos sujetos a interactuar financieramente.

Existen diversidad de perfiles al hablar de comportamiento económico, no obstante es fácil simplificarlos en tres macroperfiles que describen aspectos puntuales de las personas y de cómo gastan su dinero. Y tú, ¿Ya sabes cuál es tu perfil de comportamiento económico? A continuación te contamos un poco acerca de ellos.

El avaro 

Una persona con un perfil de comportamiento económico avaro es alguien que vive en función de acumular riqueza y que por esa razón, no invierte en lo absoluto en sí mismo. Se podría decir que lleva un estilo de vida ‘miserable’ pues le duele gastar incluso para su propio beneficio.

El derrochador

Aquel que al contrario del avaro, desea un disfrute inmediato del dinero sin medir consecuencias. Un derrochador no planea sus gastos, suele endeudarse frecuentemente y adicional a esto, cae con facilidad en distracciones para gastar.

El próspero

Alguien con un perfil próspero no es ni avaro ni derrochador sino consciente e inteligente financieramente hablando. Tiene claras sus prioridades y de esta manera puede plantearse objetivos y trazar metas. Es prudente con el dinero y sabe que adquirirlo tiene un propósito.

Lo ideal es poder tener un perfil próspero. Si alguna de las características de los primeros coincide con tus comportamientos te aconsejamos replantear de qué manera consideras gastar tu dinero.

El ahorrador

En los grupos de amigos siempre hay alguno que ahorra con constancia y disciplina. Este amigo generalmente hace viajes una vez al año, administra el dinero de forma correcta y lo ves como un ejemplo a seguir.

Dejános decirte que de este amigo tienes mucho qué aprender y es de él de quien puedes obtener una ayuda extra que ye permita tener tus finanzas de una forma ordenada, sin quedar mal y sin tener que privarte de nada.

El prestamista

Siempre hay un amigo al que recurres para que te preste dinero, este generalmente te cobra intereses altos porque claro, un favor como estos cuesta. Sin embargo, cada vez sientes más vergüenza de decirle que te facilite la cantidad que necesitas.

Si tu eres el amigo que necesita el préstamo y no quieres recurrir al prestamista, te recomendamos solicitar créditos de libre destinación que te libren de apuros y sin necesidad de mostrar tu estado financiero.

Recuerda que saber realmente cuál es tu comportamiento con las finanzas te ayuda a tener un mayor control de las mismas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here