Guía completa para ahorrar efectivamente

0
293
Cómo ahorrar efectivamente

Guía completa para ahorrar efectivamente

Entendemos que el ahorro es un tema de gran interés para ti, por ello en este artículo queremos darte toda la información que necesitas para aprender a ahorrar exitosamente.

Cómo ahorrar efectivamente

¿CUÁNTAS VECES HAS
INTENTADO AHORRAR?

¿CUÁNTAS VECES TU
AHORRO FUE EXITOSO?

Si tu respuesta a estas preguntas no resulta ser muy optimista, esta guía es para ti. Ahorrar tiene grandes beneficios que conocerás cuando el método que utilizas sea el correcto y te ayude a lograr todos tus propósitos en torno al ahorro progresivo.

¿Qué definimos como ahorro?

Se entiende comúnmente como la separación de un porcentaje del total de tus ingresos, cuyo fin o propósito principal es ser usado a futuro para un plan específico.

El ahorro, es también un método para cubrir gastos en épocas del año donde aumentan las compras (cumpleaños, vacaciones navidad, etc.) sin necesidad de recurrir a préstamos a largo plazo, sino previendo la situación y preparándote para su impacto.

Todas las personas le damos un uso diferente a este recurso, pero indudablemente nos libra de apuros y nos ayuda tanto a sobrepasar malas épocas como a hacer realidad algunos de nuestros sueños.

TIPOS DE AHORRO

Ahorro de gastos diarios o gastos hormiga

Día a día tienes gastos por hacer que de seguro no contemplas dentro de tu planeación financiera del mes, estos gastos son denominados gastos hormiga, porque, tal y como su nombre lo indica, son tan pequeños que a veces olvidas que tuviste que cubrirlos.

Son pequeñas cantidades de dinero que a diario salen de tu bolsillo y que si los sumas, dan como resultado una cantidad de dinero que te parecerá desproporcionada, pues nunca terminas de entender cómo hiciste para gastar este dinero no presupuestado.

De seguro ahora te preguntas cómo puedes detectar estos gastos, pero sobretodo, cómo puedes minimizarlos, para ello, diseñamos unos pasos que te harán la vida y el proceso, mucho más simple:
PASO 1 – Sé consciente del problema: Lo primero que debes hacer es darte cuenta de que existe un problema y algo anda mal con tus finanzas, sea que el dinero nunca alcanza o que no sabes en qué lo gastas. Después de asimilar esto, puedes empezar a trabajar para mejorarlo.
PASO 2 – Escribe: Quizás lo más difícil de todo este proceso es incorporar a tu día a día hábitos que no has tenido, esto es lo más valioso de todo el proceso. Después de reconocer que existe un problema llega el momento de confrontarlo, en esta oportunidad, lo que debes hacer es sencillo: ESCRIBIR.

Busca una libreta y empieza. Al escribir todos los días cada uno de tus gastos: pasajes, dulces que compras, frutas que comes o lo que sea que hayas tenido que comprar, sin importar el monto, recuerda que todo suma.
PASO 3 – Suma: Cuando haya terminado el mes, suma uno a uno los gastos que escribiste en tu libreta, poco a poco te irás dando cuenta que cada cantidad, por pequeña que sea, tiene un peso importante en el valor total que arrojará la sumatoria de tus gastos hormiga.
PASO 4 – Analiza: En este punto debes armar categorías para estos gastos, con el fin de definir en qué aspectos estás gastando más tu dinero (transporte, fiesta, comida, etc.). De esta manera sabrás con mayor claridad cuál es el punto en el que debes trabajar en el futuro.
PASO 5 – Prioriza: Aquí llega el momento de hallar una solución y empezar a ahorrar en estos gastos. Luego de tener las categorías analizadas, lo que debes hacer es definir cuáles de estos gastos fueron por impulso y cuáles fueron realmente necesarios.

Los gastos que son realmente necesarios, puedes incorporarlos a tus gastos fijos mensuales, de esta manera sabrás que es tu responsabilidad cubrirlos de manera organizada. Pero, los gastos que fueron por impulso, debes erradicarlos por completo de tu día a día. Si los sumas nuevamente, te darás cuenta que este total representa un ahorro significativo al mes, y que este dinero, puedes usarlo en cosas verdaderamente importantes o incorporarlos en tu plan de ahorro efectivo.

Ahorro de servicios

Desde casa también existen diversas maneras de ahorrar dinero, sin embargo, estas formas no son siempre contempladas, pues se desconoce el impacto que esto puede representar a las finanzas personales y familiares.

Pensando en esto, también quisimos incorporar en esta guía efectiva para ahorrar, ciertos hábitos que puedes eliminar desde casa y que te ayudarán a ahorrar dinero en tus facturas. Para hacerlo, sólo debes poner en práctica los siguientes consejos:

Primer consejo: ahorra energía

La electricidad es una de las facturas que más valor tiene dentro de los gastos mensuales de todos los hogares colombianos, pero este valor, puede ser disminuido si eres un poco más consciente de su uso y eliminas algunos comportamientos que antes veías como normales en tu día a día.

Por eso, te recomendamos:
Apaga las luces

Enciende únicamente los bombillos de los sitios en los que te encuentras realizando alguna actividad. Es claro que prender las luces sin mesura incrementa el consumo de electricidad si este comportamiento es de todos los días.

Desconecta los cargadores

Dejar los cargadores de celular conectados genera un consumo constante de energía, por lo cual es recomendable mientras no los estés usando, los desconectes y así te ahorras este gasto.

Compra bombillos LED

Los bombillos LED gastan menos energía que los bombillos de luz halógena y ahorradores, por ese motivo, entre más luces Led puedas tener en casa, menos consumirás en tu día a día.

Segundo consejo: ahorra agua

¿Qué tan organizado y planeado es tu consumo de agua?, si bien el agua es uno de los servicios más usados, también es el más desperdiciado y mal manejado. Es importante tener un control muy minucioso de ella, pues además de afectar tu bolsillo, también representa un daño medioambiental.

Por eso, te recomendamos:
Elige días para lavar

Lavar es una actividad que gasta tanto luz como agua, por eso es importante controlar su uso eligiendo 2 o máximo 3 días a la semana para hacerla efectiva. De esta manera, consumirás menos de ambos servicios y organizarás un poco más los quehaceres de la casa.

Pon tiempos de ducha

¿Eres de los que tarda hasta 30 minutos duchándose? Pues llegó el momento de establecer un tiempo límite para ello. Un método sencillo es poner a reproducir tu canción favorita y apresurarte para intentar completar tu baño antes de que termine, ducharse en lo que tardan una o dos canciones disminuirá enormemente tu consumo, si puedes compartir la ducha y bañarte con otra persona, ¡mucho mejor!

Tercer consejo: ahorra alimentos

Ir al mercado y comprar alimentos es una de las actividades que más dinero cuesta dentro de los gastos del mes, pero esto se debe a que quizás nunca te has preguntado qué es lo que realmente necesitas comprar en tu canasta familiar. Por eso hoy, te invitamos a que te hagas estas preguntas antes de salir al supermercado:
¿Qué es lo que más consumen?

No compres por comprar, compra porque realmente lo que vas a adquirir será consumido, a veces incorporamos en nuestras compras productos que anuestra familia no gustará y que simplemente representan un gasto innecesario.

¿Qué tengo en casa hoy y no necesito comprar de nuevo?

Mira bien todo lo que hay en tu cocina antes de ir de compras, usualmente, por no realizar este ejercicio, terminas comprando productos que tienes en cantidad y que sin darte cuenta terminas acumulando.

Ahorro de Consumo

Muchas personas tienen como costumbre comprar de manera compulsiva y sin pensar en las consecuencias que esto puede traer a su estabilidad financiera. Por eso hoy queremos hablarte del consumo inteligente, que evita precisamente, que compres por comprar.

Esto no quiere decir que de vez en cuando no puedas comprarte algo que te gustó, sin embargo, la recomendación es que antes de invertir tu dinero, te hagas una serie de preguntas que te ayudarán a definir qué tan necesario es ese producto en tu vida…
¿Cómo cambiará mi vida con este producto?

La transformación hace parte importante de tu proceso de compra, cuando logras definir qué es lo que este producto hará en tu vida y si es algo vital o simplemente es algo vanal, te será más fácil desistir de adquirirlo.

¿Esta compra puede esperar?

Si tu respuesta es sí, ¡libérate de remordimientos! PUES es algo que no necesitas de forma vital en tu vida, no es una necesidad sino una decisión que quieres tomar a la ligera. Recuerda, en muchos gastos por impulso también entran: viajes, fiestas, comidas y todo aquello que no haya estado contemplado.

¿Realmente lo necesito?

Sí, vale la pena que te lo preguntes una vez más. Pero ¿qué es una necesidad?

Es algo que realmente tienes que adquirir porque sin eso algo en tu día a día estaría dejando de funcionar. Y ahora ¿Qué no es una necesidad? Sencillo, algo que compras solo por acumular pero al comprarlo será solo algo más, porque no representa un cambio en tu vida.

Cuando te tomas el tiempo de responder estas preguntas con honestidad, te estás dando la oportunidad de pensar a profundidad la decisión que vas a tomar, estás protegiendo tus finanzas y teniendo mayor control sobre tu economía.

Esperamos que todos los consejos que te hemos dado hasta este momento sean de gran valor para ti, y que ese dinero que vas a ahorrarte en el pago de tus facturas o mediante la compra inteligente de productos te sirva para hacer realidad los propósitos que has trazado alrededor del ahorro y marque el camino para un futuro próspero.
Como pudiste darte cuenta, hay múltiples formas de ahorrar y estas cumplen con un objetivo: enseñarte a hacer un mejor uso del dinero. Para finalizar con esta guía del ahorro, queremos contarte unos tips de ahorro efectivos que puedes tener en cuenta, incorpóralos, de seguro, tu proceso de ahorro será mucho más efectivo…

TIPS EFECTIVOS
DE AHORRO

Pon un destino a tu ahorro

Cuando tienes una meta clara con tu ahorro, te es más fácil motivarte hasta hacer realidad ese fin. Por ello es importante definir para qué quieres ahorrar, ya sea para un viaje, un auto, estudios, etc. lo importante es que sepas que ese dinero tiene un objetivo claro y específico.

No des otro uso a este dinero

No permitas que nada te desvíe de tu objetivo, ten claro eso que quieres lograr y olvida por completo que ese dinero existe. Cuando olvidas que este dinero está a tu alcance y no piensas en él para cubrir una urgencia, podemos decir que el ahorro se convirtió en un hábito en tu vida.

Define una tarifa mensual

Lo ideal es que establezcas una “cuota fija” para tu ahorro, y que esta corresponda (preferiblemente) al 10% del total de tus ingresos, es una manera de pagarte a ti mismo de tu propio salario, pues sabemos de sobra que el resto del dinero se van en cuentas por pagar.

Disminuye gastos y añade más dinero

De nada serviría todo lo que te contamos antes, si no es para que complementes tu plan de ahorro. Cada peso que puedas ahorrar de tus gastos, destínalo a tu ahorro fijo, solo así podrás ver los resultados en menos tiempo del que tienes planeado.

DISFRUTA DEL PROCESO

Si ahorrar en lugar de convertirse en un proceso divertido y lleno de ilusión, se convierte en un sacrificio que te llena de deudas y malos momentos, ¡para! Quizás no es tu momento para empezar, aunque ¿si no es ahora, cuándo?

Recuerda que en RapiCredit queremos brindarte toda la información que necesitas para tener una mejor relación y un manejo correcto de tu dinero, pues sabemos que la estabilidad financiera es de gran valor para tu vida y tu día a día.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here