Llevar lonchera, una manera sencilla de ahorrar dinero sin darse cuenta

0
1428
Llevar lonchera, una manera sencilla de ahorrar dinero sin darse cuenta

No existe persona alguna que ya sea en el trabajo o en la universidad no haya tenido la necesidad de gastar dinero de más en antojos callejeros o de cafetería en las horas en las que incrementa el hambre por el gasto de energía.

Cafés, jugos, gaseosas, empanadas, pasteles o galletas entre otros, son los aperitivos más comprados por los colombianos en el transcurso del día en sus ocupaciones laborales. Estas pequeñas compras, imperceptibles y de alguna manera ‘necesarias’ durante la jornada, implican un gasto aparentemente inocente pero con repercusiones en el presupuesto semanal de cada individuo.

De a $1.000 en $2.000 y $5.000 se va gastando la plata y ni siquiera se satisface el apetito. La realidad es que esas pequeñas cifras a fin de mes pueden ser utilizadas en algo más provechoso y pueden ser ahorradas teniendo en cuenta un consejo muy simple: llevar lonchera.

Si, puede sonar divertido especialmente para una persona adulta pero no lo es en lo absoluto. De hecho, es una manera responsable de cuidar la economía con pequeñas acciones; lo digo porque ya lo he puesto en práctica y de verdad, la cantidad de plata que he ahorrado en la semana me ha servido para gastarla en otro tipo de cosas que he disfrutado mucho más.

Por ejemplo, a la hora de hacer mercado hay variedad de productos que se venden en paquetes con diferentes unidades que salen más baratos que comprándose por separado.

Asimismo, las frutas son un excelente acompañamiento para cortar el hambre del día y pueden conseguirse a buen precio. Otra buena alternativa es hacer un sándwich en la casa, empacarlo y llevarlo a la universidad o a la oficina… Eso sí, todo está en los gustos de cada quien.

A mí me funciona, así que ¿Por qué no intentarlo?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here