En Colombia tener un emprendimiento es un privilegio y a la vez un desafío bastante grande, uno de los retos más importantes de este rol es saber cuánto cobrar por un servicio o producto. Hoy en RapiCredit traemos para ti algunas claves para que tengas éxito al momento de cobrar por tu trabajo.

¿Necesitas dinero para el plante? Pídelo aquí

✅ Clave número 1: Vende soluciones, no servicios ni productos

En Colombia se tiene la mala costumbre de quitarle valor a la mano de obra informal, lo primero que debes hacer es concientizarte de los resultados de tu trabajo y los beneficios que traes a la vida de alguien más con tu producto o servicio, algunos ejemplos aquí:

👉 Si prestas servicios de aseo:

La solución que estás dando a una persona es no tener que llegar cansado de su trabajo a atender las labores del hogar.

📌Quedan solo 6 meses para aprovechar la ley de borrón y cuenta nueva y salir de datacrédito, entérate más aquí

👉 Si te dedicas a hacer paseos caninos:

El beneficio que ofreces a tus clientes es garantizar la calidad de vida de sus perritos mediante la actividad física y recreación.

👉 Si haces pasteles caseros:

Debes enfocarte en las diferencias de tus productos frente a los de una panadería tradicional al satisfacer las necesidades puntuales de cada persona como productos bajos en azúcar y demás

👉 Si te dedicas a la construcción:

Vende la satisfacción que le das a una persona cuando tiene sus espacios transformados o sus proyectos terminados; es el lugar donde van a vivir o trabajar tus clientes.

La lista puede ser bastante larga, lo importante es que adaptes tu negocio a estos ejemplos y después de entender la importancia de tus resultados, el impacto de tu producto o servicio en la vida de tus clientes, los beneficios y la solución que ofreces, enfócate en ello para determinar el precio que vas a cobrar.

✅ Clave número 2: Todo es un balance

Determina todo lo que influye al momento de asignar un valor numérico a tus productos o servicios teniendo en cuenta lo siguiente:

💲 Costos relacionados:

Haz una lista de todo lo que gastas para generar tu producto o servicio.

🕖 Tiempo que invertirás:

Determina un estimado de cuánto vale tu tiempo, para que sea más sencillo puedes asignar un precio por hora, de esta manera multiplicas ese valor por la cantidad de tiempo que vas a invertir.

👌 Experiencia:

La experiencia es un factor muy importante y que puede dar mucho valor ya que la como dicen popularmente: “La experiencia no se improvisa”, sin embargo no te preocupes si no tienes experiencia, todos comenzamos alguna vez, lo importante es que estés seguro de los resultados que vas a ofrecer.

📌¿Sabes cómo manejar las deudas con prudencia? aprende aquí

📚 Conocimiento:

Tus conocimientos también son importantes a la hora de determinar tu precio, hoy en día la recomendación es enfocarte en algo específico y que tus conocimientos en ello sean muy buenos. Ejemplo: Si tu negocio es vender zapatos, trata de hacer una clasificación y elegir cuál es la que más te gusta y así especializarte en ese tipo de calzado (Adultos, niños, colegiales, zapatos de fiesta, sandalias etc.)

🤝 Capacidad de pago de tus clientes:

Hay muchos tipos de clientes y todos son diferentes, debes tener en cuenta este factor para cobrar sin miedo o tener un poco de flexibilidad.

⏳ Plazo de entrega:

Aquí debes analizar si debes entregar tu trabajo o servicio en un lapso de tiempo normal o si debes invertir tiempo extra para cumplir con una entrega, si es así el precio debe aumentar.

🔎 Conoce el mercado:

Verifica los precios que está cobrando tu competencia para que puedas tener un punto de partida, no intentes usar el mismo precio o ponerlo por debajo para “adquirir más clientes” recuerda que tú estás vendiendo beneficios y soluciones, analizar los precios de tu competencia solo te darán una idea de cuánto se está cobrando tu producto o servicio en el mercado.

📌¿Estás reportado y no te prestan dinero? entra aquí

✅ Clave número 3: La forma de pago también cuenta

Lo más recomendable es que los pagos de un trabajo sean siempre de contado; sin embargo, dependiendo de tus productos o servicios en algunos casos pueden pedirte aceptar el pago a plazos, en este caso el precio debe incrementar.

¿Necesitas dinero para tu emprendimiento? Solicítalo aquí

✅ Clave número 4: A más volumen, más beneficios

En este punto debes tener en cuenta si tu producto o servicio va a generar una frecuencia; por ejemplo, si te dedicas a hacer mantenimiento de lavadoras puedes tener un precio por unidad o en casos empresariales donde debas hacer mantenimiento a varias lavadoras, determina si es mejor cobrar el día, la hora o la unidad.

Ahora ya sabes cómo hacer los cálculos para cobrar bien por tu trabajo, recuerda que no es cobrar poco para tener más clientes sino hacer muy bien tu trabajo y sentirte seguro de ello, así mismo cobrar un precio con el que tú te sientas satisfecho.

🔴 Suscríbete a nuestro blog y recibe toda la información que necesitas para llevar bien tus finanzas

* Siempre que podamos verificar tus datos y sujeto a las restricciones en tiempos de desembolso por procedimientos de inscripción de tu cuenta y transferencias interbancarias ajenas a RapiCredit. Nuestra capacidad de respuesta está sujeta a la previa aprobación del crédito en horarios de lunes a viernes de 8:00 am a 6:00 pm y sábados de 8:00 am a 12:00 m. No aplica para domingos ni días festivos

🔎 Lee otros artículos de interés

¿Cómo emprender con poco dinero? Calculadora de prima 6 Mitos sobre el ahorro
¿Qué son las fuentes de financiación? ¿Qué pasa si no pago un préstamo rápido? Préstamos en Villavicencio
Creditos libre inversión Préstamos rápidos Créditos online
Préstamos en línea Créditos en línea Préstamos online

 

Sending
User Review
5 (1 vote)

Categorías más buscadas